El sector de la estetica protesta por el canon de la SGAE

El sector de la estética se une para protestar por el canon de la SGAE

Los peluqueros, centros de estética y otros establecimientos públicos deberán pagar por tener la radio en marcha.

El sector de peluquería y estética se une en protesta por el canon de SGAE
El sector de peluquería y estética se une en protesta por el canon de SGAE

Barcelona, enero 2010… // Las peluquerías catalanas y los centros de estética catalanes se han puesto en pie de guerra contra el afán recaudatorio de SGAE, Sociedad General de Autores de España. La iniciativa, apoyada por la Federació Catalana de Perruqueries i Bellesa, es una propuesta de los establecimientos contra el canon por tener conectada la radio para entretenimiento de clientes y empleados.

El canon pretende proteger los derechos de los autores de las canciones que se escuchan y exige pagar 6 Euros mensuales en salones pequeños, de menos de 50 m2, y de 12 Euros si no llega a los 100 m2. Los primeros en secundar la campaña han sido los profesionales de Barcelona, Lleida y Sabadell, ciudades donde ya luce el póster de la protesta y muchas otras están recibiendo el cartel estos días.

Josep Ma Figuera, Vice-Presidente de FEDCAT, es contundente:

“La situación es alucinante. Las peluquerías no viven de la música, simplemente intentan garantizar en sus salones un ambiente tan hospitalario como sí nuestros clientes fueran invitados en nuestros propios hogares. ¿A caso sí invitamos a alguien a nuestro domicilio debemos pagar el canon de la SGAE por espectáculo público? ¿A caso ya las diferentes emisoras de radio no pagan el canon correspondiente? ¿Podemos plantear los peluqueros la posibilidad de que nuestros clientes y clientas que aparezcan en actos públicos deban pagarnos un canon a los peluqueros por el uso público de nuestras creaciones? Quizás ha llegado el momento de plantaer esta posibilidad e incluso exigir a los cantantes españoles que nos paguen por nuestra creatividad. Sí ello es absurdo, que tomen nota…”

De hecho parece ser que la peluquería es el primer colectivo en organizarse contra lo que considera un impuesto “injusto” pero no es en absoluto el único, ya que todos los establecimientos públicos están afectados por esta polémica decisión.

Uno de los primeros en levantar la voz de protesta individual fue un peluquero de L’Hospitalet (Barcelona), Esteban Criado, quien justifica su enfado de este modo: “Me sentí obligado a aceptar las condiciones que me propusieron y salvar la posibilidad de la sanción en caso de no aceptar el pago del canon de la SGAE. Tengo una pequeña radio en mi salón de peluquería. Jamás me hubiera imaginado que por rendir hospitalidad a mis clientes tuviera que pagar. Da la impresión de que el Gobierno ha hecho una ley a medida para facilitar la recaudación…”

La Federació Catalana de Perruqueries i Bellesa, creada en el año 1997, agrupa a empresarios de peluquería y estética de tota Catalunya. Su objetivo es conseguir el mayor grado de cohesión, harmonía e integración para afrontar los retos económicos y empresariales con eficiencia y eficacia.

Más info: http://www.fedcat.net/