Salón del Cómic: al otro lado del espejo

Que diferente es un evento cuando participas en su organización de cuando, simplemente, lo disfrutas. Y escojo el verbo ‘disfrutar’ a sabiendas.

He podido pasear entre cómics ordenados alfabéticamente y en bolsas para que no huelan como los de cuando era pequeña y que guardo en mi libreria. He visto las últimas historias y sagas. Jugado a las consolas (sigo inclinándome por la Wii) y revisando las camisetas creadas a partir de ‘Big Bang Theory’: piedra, papel, tijera, lagarto, Spock.

He encontrado a parte de la saga de Star Wars, he de decir que Darth Vader era bastante majo, nada que ver con el de la película.

Star Wars

También he encontrado la camiseta del chico del que estuve enamorada en mi pre-adolescencia: Marc Lenders. Sí, lo sé, es un dibujo animado pero os aseguro que no soy la única que se pasó años buscando a alguien que se le pareciera.

Marc Lenders

He comprado insignias Star Trek para dejar claro en que modo estoy: comandancia, científico y/o ingenieria – seguridad…

Star Trek

Y lo mejor de todo… conocer en persona al GRAN IBAÑEZ. Ese que escribió los tebeos (porqué se llamaban tebeos) de ‘Mortadelo y Filemón’ y ‘SúperLópez’ con los que aprendí a leer, riendo de sus historias junto a mi madre. Cada viaje de ocio, cada vacaciones, cada vez que quiero empezar bien ‘algo’ continuo comprando  uno de ellos.

Ibañez

¡Muchas gracias Ibañez!

¡Y muchas gracias FICOMIC!

Comments are closed.